domingo, 13 de marzo de 2016

Origen del Roscón de Reyes

Cada nuevo año, se celebra el 6 de enero con el típico roscón de reyes. Esta tradición proviene del paganismo y como tantas veces ocurre, ha terminado disfrazada con ropajes religiosos.

Se desconoce la fecha exacta del comienzo de esta tradición, aunque lo más probable es que provenga del siglo II a.C., de unas fiestas denominadas Saturnales, en honor a Saturno. En esta celebración se consumían distintos dulces, entre ellos una especie de torta adornada con dátiles, higos y miel.

La tradición del roscón en Francia

Roscón de reyes
Roscón de reyes
Con el paso del tiempo, esta costumbre fue desapareciendo en muchos lugares. Sin embargo, Francia la mantuvo. El día 6 de enero para los franceses era un día de celebración. Y entre el jolgorio y la risa, elegían al “rey de la fiesta”, que era el que encontraba el haba que se ocultaba en el pan. Más tarde el haba se convirtió en una figurita, un anillo o una moneda y pasó a ser un signo de buena suerte para el nuevo año que acababa de empezar.

El roscón de reyes en España

En España es el rey Felipe V quien instaura la costumbre, que en principio disfrutaban tan solo las clases acomodadas, pero que paulatinamente el pueblo también fue adquiriendo, estando a la cabeza Sevilla y Madrid, y más tarde el resto del país.

Al principio se le denominaba roscón o pastel de Navidad, hasta el roscón de reyes que es el nombre que se le da en la actualidad.

Hacia mediados del siglo XX, era usual que las mujeres llevasen un pan a la Misa del Gallo para ser bendecido. De ese pan comía toda la familia y además se conservaba siempre un trozo envuelto en un paño, por si una persona del entorno o un animal cayesen enfermos a lo largo del año. Entonces se lo daban a probar, por el hecho de estar bendecido y pensar que les iba a ayudar a sanar más rápidamente.

Con el paso del tiempo, el pan dejó paso a una especie de torta o bizcocho elaborado con trigo y anís, que también se llevaba a bendecir a la Misa del Gallo. Poco a poco fue transformándose en lo que es actualmente el roscón de reyes.

Objetos ocultos en el roscón de reyes

Distintos objetos han sido propicios para esconder en el roscón de reyes y uno de los más relacionados con las fiestas religiosas era una figurita del Niño Jesús, que fue mutando en anillos, monedas, dedales… Cada objeto tenía su significado.

Si lo que se encontraba era una moneda, propiciaba prosperidad económica para el recién estrenado año.
Roscón de reyes relleno de nata
Roscón de reyes relleno de nata

Si lo que aparecía era un dedal, se avecinaba un año en que la persona no encontraría a su pareja ideal para contraer matrimonio.

Si la dulce fortuna del roscón regalaba un anillo, entonces sí se podía esperar que en los siguientes meses se produjese el ansiado compromiso y enlace.

Y si era el haba lo que surgía, protegía de los espíritus negativos y de las adversidades de todo tipo.

El roscón de reyes en la actualidad

En pleno siglo XXI, el roscón de reyes puede rellenarse de distintas maneras. Algunas de ellas son: chocolate, nata, trufa, cabello de ángel y crema pastelera. O sencillamente adornado con la fruta y dispuesto para comer acompañado de chocolate a la taza, la delicia de muchos entusiastas de esta sabrosa tradición.

Aparte de España y parte de Europa, el roscón de reyes también se saborea en México, Portugal, algunas zonas de Estados Unidos, Perú y Argentina.


Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario